• Noticias
  • Posted
  • Read 1077 times

La fiesta del Día de los Muertos en México

Por muchos años, en diversas culturas se han generado creencias en torno a la muerte que han logrado desarrollar toda una serie de ritos y tradiciones ya sea para venerarla, honrarla, espantarla e incluso para burlarse de ella. México es un país rico en cultura y tradiciones; y uno de los principales aspectos que conforman su identidad como nación es la concepción que se tiene sobre la vida, la muerte y todas las tradiciones y creencias que giran en torno a ellas.

El Día de los Muertos se celebra a lo largo y ancho del país Azteca con fiestas, comida, tributos, canciones y simpáticas calaveras. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, esta celebración es una de las más animadas, ya que – según la creencia – las familias mexicanas reciben a sus seres queridos que han abandonado esta vida.

La historia

La celebración del Día de los Muertos es una tradición que se remonta a 3000 años atrás, muchoantes de la llegada de los españoles. Los preparativos comienzan el 28 de octubre, pero la celebración se prolonga hasta el 1 y 2 de noviembre, coincidiendo con la celebración católica del Día de Todos los Santos.

En la época prehispánica, la celebración se realizaba durante el noveno mes del calendario azteca (alrededor de agosto). En este tiempo, era común conservar los cráneos de los difuntos para mostrarlos como trofeos durante los rituales. El personaje principal era la diosa Mictecacihuatl (esposa de Mictlantecuhtli, señor de los muertos), comúnmente llamada "Dama de la Muerte", que años más tarde se relacionó con La Catrina, personaje de José Guadalupe Posada.

La fiesta

Festivales culturales y concursos de dibujo, fotografía o incluso gastronómicos para ver quién hace el mejor pan de muertos, se realizan por todo el país. También se realizan concursos para elegir el mejor disfraz de La Catrina.

Los principales elementos que caracterizan el Día de los Muertos son el tradicional pan de muertos, velas, calaveras de azúcar, pasteles de calabaza, fruta, mezcal o tequila, y una cruz que marca los cuatro puntos cardinales de modo que el alma pueda encontrar el camino de vuelta al mundo de los muertos.

Para honrar a los muertos, las familias construyen altares de colores, que se adornan con imágenes y ofertas que simbolizan los cuatro elementos primarios de la naturaleza: el agua, para que las ánimas sacien la sed tras el largo camino para llegar al altar; la tierra, representada con frutas para satisfacer el hambre de los muertos; el fuego, pues una vela se enciende por cada alma que la familia quiere recordar y una adicional por cada alma que desean olvidar; y finalmente el viento, que mueve las figuras cortadas en papel.

En el último día del festival, los cementerios reciben cientos de personas que a la luz de las velas elevan sus oraciones por sus seres queridos.

A dónde ir

Cada rincón del país celebra el Día de los Muertos de manera particular, pero hay lugares que se entregan por completo la tradición y ofrecen un recorrido por las costumbres milenarias, la riqueza gastronómica, historia y cultura de México. ¿Qué lugares visitar durante esta celebración?

Oaxaca:
En la Plaza de Zócalo y sus alrededores, se realiza el carnaval con un característico ambiente macabro. Altares llenos de flores y calaveras adornan las calles, y los oaxaqueños comen tamales y pan de muertos, y beben mezcal.

Aguascalientes:
Este año el Festival Cultural de Calaveras inicia el 29 de octubre. La mística de la muerte se toma las calles, con las tradicionales ofrendes, eventos culturales y rutas gastronómicas. Quienes visitan Aguascalientes para las festividades, frecuentan también el Museo de la Muerte, donde aprenden sobre la tradición de la celebración.

XCaret:
En este parque situado en la Riviera Maya, se experimenta la tradición del Día de los Muertos desde la perspectiva de los mayas. El VI Festival de Tradiciones de la Vida y la Muerte, del 30 de octubre al 2 de noviembre, lleva a los asistentes a una experiencia única de ritual, danza, música y artes visuales. Cultura, tradición y gastronomía convergen en un espectáculo con las aguas del Caribe como telón de fondo.

Xochimilco (Ciudad de México):
Aquí se puede vivir de manera única el Día de los Muertos, sobre las tradicionales chinampasque navegan los canales a las diversas puestas en escena artísticas y culturales. La representación de la leyenda de La Llorona es una actividad familiar reconocida en Ciudad de México.

Lago de Pátzcuaro (Michoachan):
Este escenario es uno de los más tradicionales para celebrar el Día de los Muertos. Todo comienza con el sonar de las campanas de la iglesia para que todos se dirijan al cementerio vestidos de negro, y dejen panes y dulces como ofrendas en las tumbas.

San Andrés Mixquic:
Al sur de la Ciudad de México se abren las puertas de los cementerios para que las familias de los difuntos visiten a sus seres queridos. Con flores, comida y bebida, se reúnen a cantar para los muertos y al caer la noche, encienden cientos de velas que iluminan los estrechos pasillos entre los mausoleos que son testigos de esta fiesta mexicana.


ACCEDA:www.visitmexico.com

(0 votes)