• Noticias
  • Posted
  • Read 1356 times

Tijuana, México: Destino para visitar en 2017 según el New York Times

El New York Times recientemente publicó su listado de lugares para visitar en 2017. Por 12 años consecutivos, la reconocida publicación ha elaborado el ranking para darle a los lectores ideas de destinos a incluir en sus planes de viajes del año que comienza. El listado incluye 52 destinos en latitudes diversas, con variedad geográfica y climática, donde los planes varían desde playa hasta montañismo, desde el Desierto de Atacama en Chile, hasta Madagascar.

En la versión 2017 figura Tijuana en el octavo lugar, destino que cobra relevancia dentro del ranking dada la cercanía del país Azteca con Colombia.

Esta ciudad fronteriza ubicada en el estado Baja California, es una urbe cosmopolita en ascenso, que experimenta un auge de condominios de lujo, campos de golf y propuestas culturales. Además, vive un renacimiento culinario impulsado por cervecerías artesanales, elegantes cafeterías y ofertas gastronómicas que conquistan los paladares más exigentes con la cocina Baja Med.  Con su temperatura anual promedio de 20º C y poca lluvia, esta ciudad ofrece el clima perfecto para caminar, mirar bellos atardeceres desde la carretera escénica y bañarse en el mar de Rosarito.

El primer día en Tijuana

El recién renovado Mercado Hidalgo es el plan perfecto para iniciar el día. Se fundó en 1984 y desde entonces es un destino favorito para los locales y los extranjeros por su vasta oferta gastronómica, representativa de todo el país. Desayunar menudo tapatío o quesadillas al comal es la recomendación.

A pocas cuadras se encuentra el Centro Cultural Tijuana, que ofrece varios espacios para conocer la historia de la región. Una vez allí, es recomendable visitar el Museo de las Californias, que ilustra la historia de los nativos de la región y la llegada de los misioneros a la península de Baja California.

Hacia medio día y ya conociendo la historia de la región, se recomienda visitar la legendaria Avenida Revolución, que desde 1889 ha servido como la principal arteria turística de la ciudad. En los años 20 cobró auge por la ley de prohibición en Estados Unidos, que ocasionó que con los años se inundara de bares y casinos que en su tiempo eran clandestinos.  

Entre los lugares clave para conocer está el restaurante Caesar’s fundado en 1929, donde se dice que fue creada la famosa ensalada Caesar. También es importante conocer los Pasajes Culturales, corredores donde se ocultaban los casinos clandestinos en los años 50.  Existen varios de ellos, como el Pasaje Revolución y el Pasaje Rodríguez. Todos están llenos de arte y productos locales como ropa, accesorios, cafés, cuadros, libros y comida. El Arco Reloj Monumental, es otro lugar imperdible de la Avenida Revolución.

Para el almuerzo, se debe tomar un taxi desde la Avenida Revolución hasta el famoso Food Truck Park de la Telefónica, donde se pueden probar platos de comida Baja Med, hasta tacos de pescado, sopa vietnamita y comida griega.

Luego del almuerzo, es momento de dirigirse a las Playas de Tijuana, el poblado más al norte que hay en México, donde se aconseja caminar por el malecón y disfrutar del atardecer. Latitud es el lugar perfecto para tomar un café, pues ofrece música en vivo y su ambiente bohemio es muy acogedor.

Tras la puesta del sol, es hora de disfrutar la gran oferta de vida nocturna de la ciudad tomando un taxi que se dirija a Plaza Fiesta. Este lugar alberga más de 50 marcas de cerveza local, y se recomienda especialmente visitar Sótano Suizo y la Cervecería Insurgente.

Para cerrar la noche, se sugiere probar los tacos “tijuaneros” que para muchos son los mejores de todo el país. Entre todas las opciones, una de las más populares es Las Ahumaderas, una calle en la que se encuentran más de 10 taquerías.

Luego del primer día disfrutando la cultura multifacética y vibrante de Tijuana, los visitantes quedarán encantados con el estilo ecléctico de la ciudad, con sus paredes convertidas en exposiciones de Street art, sus antiguos pasajes comerciales e históricos edificios, y aún queda mucho por conocer.

En días posteriores

1.    Visitar la Catedral de Nuestra Señora de Guadalupe para descubrir sus diseños neoclásicos y coloniales. Recorrer la Plaza Santa Cecilia, la más antigua de la ciudad y continuar el recorrido en el Palacio de Frontón Jai ALAI, uno de los inmuebles más simbólicos de estilo.

2.    Disfrutar recorridos en bicicleta por el centro histórico. La operadora Tijuana Bike ofrece recorridos de este tipo con guías especializados en la historia de la ciudad.

3.    Observar cómo se iluminan las calles con trazos irreverentes de artistas plásticos urbanos que han tomado sus calles y pasajes abandonados para convertirlos en un santuario del arte.

4.    Visitar el Centro de Convenciones Tijuana – Rosarito, que ha tomado relevancia ya que Tijuana se ha convertido en uno de los destinos predilectos para el turismo de reuniones. Esta visita es ideal para finalizar el día, disfrutando de su privilegiada vista frente al Mar de Cortés.  

5.    Pasear por el Archivo Histórico de Tijuana, para descubrir 120 años de historia de la ciudad, por medio de crónicas y documentos. En el Archivo, ubicado dentro del Palacio de la Cultura, se pueden observar diarios originales que publicaron la noticia de Juan Soldado o los resultados sobre las investigaciones históricas de la Tía Juana, mítico personaje del imaginario de la ciudad. En el mismo sitio hay una amplia exposición permanente de las obras del memorable pintor y muralista jalisciense Raúl Anguiano.

6.    Cenar en el restaurante Chan’s Cuisine, para saborear una de las mejores cocinas orientales de Tijuana. Se recomiendan los rollos Chan’s, los camarones enchilosos o el wonton frito.

7.    Visitar el antiguo Casino de Agua Caliente, que surgió en 1927 por la ley que prohibía los juegos de azar y el consumo de bebidas alcohólicas en Estados Unidos. El casino tenía hotel, bares, centros de espectáculos y hasta un galgódromo, por lo que atrajo a personalidades de la talla de Bing Crosby, Dolores del Río y Clark Gable. En la época de Lázaro Cárdenas, las instalaciones del Casino de Agua Caliente fueron expropiadas para albergar varios institutos educativos. Aunque con el tiempo muchos de sus edificios se han dañado, otros han sido restaurados y hoy vale la pena visitar el complejo para admirar el espléndido estilo y su gran piscina.

8.    Disfrutar de los mejores tacos callejeros de camarón en la Taquería El Mazateño. Se recomiendan los tacos de camarón enchilado, el ceviche perrón y la sopa de mantarraya. En este restaurante se cumple la máxima taquera de “taco que cierra no es taco”.

www.visitmexico.com

(0 votes)